El origen del arcoíris

En estos tiempos de oscuras tormentas es importante tener paciencia. El arcoíris llegará tarde o temprano solo tenemos que aguardarlo. Hablando de arcoíris, me viene a la cabeza el origen mitológico de esta preciosa palabra. ¿Qué no te crees que venga de la cultura grecorromana? Espera y verás.
Resulta que hubo dos divinidades gemelas que se llamaron Arce e Iris. Estas eran hijas de Taumante y la oceánide Electra, dos divinidades marinas. Ambas eran hermanas a su vez de las Harpías, esas mujeres aladas que tan mal se lo hicieron pasar a Fineo al robarle todos los alimentos cada vez que quería comer.


Arce e Iris son representadas como hermosas jóvenes con una túnica policromada y unas alas áureas. Tenían la cualidad de poder volar muy rápido y por ello fueron elegidas como mensajeras. Ambas siempre tuvieron una buena relación hasta que tomaron partido en el conflicto entre los Titanes, divinidades antiguas, y los dioses olímpicos, liderados por Zeus. Ambos bandos querían el poder y las hermanas decidieron ejercer como recaderas de cada una de ellos. Arce sirvió a los Titanes, mientras Iris ayudó a los dioses olímpicos.
Después de diez años de guerra, el grupo de los Titanes fue derrotado. Para castigar a Arce por haber trabajado para sus enemigos, Zeus le arrancó las alas y después la condenó a una eternidad en al Tártaro. Iris lamentó mucho la pérdida de su hermana, pero sabía que no podría hacer frente al rey de los dioses.
De la unión de los nombres de nuestras dos protagonistas nace la palabra arcoíris (Arce + Iris). Ambas eran las diosas de este fenómeno óptico y meteorológico. En sus túnicas llevaban precisamente esa diversidad de tonos. Estos colores además fueron elegidos en 1978 por el artista Gilbert Baker por representar la diversidad como símbolo de orgullo gay, también conocido como la bandera arcoíris.

Etiquetado , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *